My lovely red skirt

 Soy despistada, a veces me extravío en mi propio mundo, y para cuando me encuentro, ya llego tarde ¡Soy impuntual!
Ayer, en una cita con una amiga, no hice una excepción. 15 minutos de retraso.
Fui prácticamente corriendo, agarrándome la falda por delante, ya que ésta, había decidido dejarse llevar por el viento para enseñar mis vergüenzas.
Localicé su coche en doble fila. A duras penas, conseguí sentarme en el asiento del copiloto sin enseñar más allá de mi muslo.
Entonces me giré, para pedir disculpas por mi retraso.
En ese momento me puse casi tan colorada como mi falda y conseguí murmurar:
- Disculpe....- mientras un señor con bigote me miraba con sorpresa- me he equivocado de coche.
 
Apuesto a que mi despiste no es nada excepcional.

2 comentarios:

  1. No me lo puedo creer!! me parrrrrrrto!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaj! Por cierto, me gusta esa falda y muuucho.
    Soni

    ResponderEliminar

¡Hola! No te lo pienses, tus comentarios y opiniones son siempre bien recibidas en mi blog.
¡Gracias!

¿Quieres seguirme a través de Facebook?